El Wagyu (和牛 wagyū) el nombre proviene de los kanji “Wa” (armonía) y gyū” (vaca/vacuno/ternera); el significado es simplemente “Vaca japonesa”. Su carne es famosa por su sabor, ternura y jugosidad y es utilizada para hacer platos gourmet de alto coste.

Wagyū Una propuesta llena de sabor

Wagyū Una propuesta llena de sabor

Al ser una carne nueva, han tenido que ir probando distintas formas de cocinarla. “estamos experimentando puesto que esta carne necesita menos sal que el cerdo, por ejemplo, y hay que ir tanteando”.

El éxito de la carne de wagyū empieza en el campo, en los disfrutes; una parte muy importante es su transmutación a productos para el mercado. De esto se encarga la empresa “Sierra de Monfragüe”, que se encuentra en Malpartida de Plasencia, Cáceres – España. Que vio en la carne de wagyū un negocio que podría darles fruto.

Marta recio, propietaria de la compañía y parte del gran equipo del empresario y ganadero Alfonso García Cobaleda, explica; “Tenemos mucho en común y por eso creo que nos enlazamos desde el primer momento. Él es abogado y yo economista, ambos trabajábamos en Madrid y los dos decidimos volver a Extremadura. Nos gusta lo que hacemos. A mí me ha gustado siempre el campo”.

Al empezar el uso de la ternera, lo primero que se elaboró fue salchichón y chorizo. Luego apareció la morcilla patatera y, por ultimo tenemos los solomillos y otras mercancías. Todo esto hecho con los mismos componentes, “aceite de oliva virgen extra, sal, ajo y poco más. No agregamos ni conservantes, ni colorantes, ningún añadido”.

El Wagyū es la nueva propuesta gastronómica.

Wagyū sus trazas de grasa la hacen única.

Wagyū sus trazas de grasa la hacen única.

Recio confía en el proyecto y ampara la carne de wagyū por diversos motivos. Destaca que es “gracias a un avance genético, es un producto novedoso e innovador”. Como resultado se “obtienen productos de alta calidad, que contienen unos ácidos grasos buenísimos para el cuerpo. La carne no requiere aceite ni sal y eso es un avance a nivel gastronómico. Esto es Extremadura, la producción de productos sin añadidos ni conservantes”.

La meta de todos es “que haya carne de calidad en Extremadura y que dominemos el hacer buenos embutidos”. Su propósito es eliminar la creencia de que los embutidos son dañinos para el cuerpo y apuesta por “probar hacer una charcutería que no contenga ese tipo de cosas que tiene la comida chatarra; porque con este tipo de comida comes de más y lo mejor es comer poco y de calidad”.

Para finalizar,  la carne de wagyū es una de las mejores carnes hasta la fecha; puesto que es más fácil de preparar que algunas otras y más saludable. Gracias a este descubrimiento la industria terrateniente se podría impulsar económicamente hablando; después de todo ¿Quién no querría probarla?.

Más en Grupo Extredist | Datos curiosos del jamón ibérico