Cómo se elabora el vino tinto

Con la llegada de la navidad, se aproximan los brindis y las celebraciones, nos llenamos de motivos para celebrar, para dejar salir la gratitud que rige nuestro ser, como parte de las cestas de navidad, el vino es un elemento esencial, hoy vamos a conocer el proceso de preparación del vino tinto.

Cómo se elabora el vino tinto

La tercera bebida preferida del mundo

El vino tinto es una bebida que podemos consumir en diversos momentos, de hecho su consumo tiene muchas propiedades favorables para la salud, para muchos es un “lujo accesible” pero al ser parte del segundo país productor de vino del mundo, es algo que no falta en ningún hogar. Muchos disfrutamos de su sabor especial, pero realmente pocos conocemos el proceso que nos permite disfrutar de esta bebida.

Como casi todas las cosas que solemos consumir, el vino tinto tiene una preparación bastante larga, dura aproximadamente entre 18 meses a dos año, -en algunos pueden durar mucho más-, esto, sin contar los nueve meses que duran las uvas en el viñedo siendo vigiladas. Este proceso consta de 11 pasos:

  1. El despalillado, no es más que separar las uvas de la rama para poder evitar esos olores o sabores a hierbas en el resultado final. Normalmente suele realizarse con una máquina despalilladora, aunque muchas personas suelen hacerlo manualmente.
  2. El estrujado se realiza con una máquina especial llamada estrujadora, que separa la piel de la uva para que esta pueda liberar absolutamente todo su jugo o zumo, haciendo que se forme una pasta con ese jugo, las semillas de la uva y su piel.
  3. Esta masa se lleva a los depósitos –normalmente hechos de acero inoxidable- donde ocurre la fermentación, en la que el azúcar del jugo de uvas se va convirtiendo en alcohol etílico.
  4. Mientras va ocurriendo la fermentación, a su vez, ocurre la maceración. Es donde el jugo fermentado se va uniendo con la piel de la uva con una bomba que empuja el hollejo del fondo del depósito hacia arriba. Otras personas suelen hacerlo de manera manual, a eso se le llama bazuqueo.
  5. Se realiza la fermentación maloláctica, en la que se transforma el ácido málico en ácido láctico. Es decir se pasa de un ácido excesivamente fuerte a uno mucho más débil.
  6. El trasiego –el paso siguiente- es separar todo el líquido de los restos de piel o cualquier sólido que se encuentre en el fondo de los depósitos.
  7. Seguidamente se realiza la clarificación, que es algo tan sencillo como agregar una sustancia al líquido que elimina por completo el resto de taninos o partículas suspendidas.
  8. Se realiza la filtración para eliminar todo tipo de residuos que queden en el líquido y este pueda estar totalmente limpio para ser embotellado.
  9. Después de todo este proceso se hace el ensamblaje, que es nada más y nada menos que unir todos los vinos de los diferentes depósitos.
  10. Se procede a la crianza en barrica colocando el vino en grandes barriles y dejando que se añeje durante cierto tiempo.
  11. O se puede realizar la crianza en botella, utilizando el mismo procedimiento anterior a una temperatura bajo cero, pero en vez de usar barriles, se utilizan botellas.

Cómo se elabora el vino tinto

Dos años o más demora el proceso

Después de este largo proceso de preparación, el vino tinto puede llegar al mercado y de ahí a nuestros hogares, donde podremos disfrutar de su estupendo sabor.

En Grupo Extredist | Selección de licores En Colaboración | MIDDOS