Conoce la torta de la Serena

La torta de la serena es una tradición quesera artesanal que en España se ha mantenido durante muchísimos años, es uno de los referentes gourmet más preciados de Extremadura, es una auténtica delicia que suele venir presentada en un formato de forma circular, de unos 24 cm de diámetro y 8 cm de alto.

Torta de la Serena

Torta de la Serena

Históricamente no se tiene una fecha exacta en la que se empezó a preparar este queso, muchos escritores reseñan que su fecha de origen se aproxima al siglo XIII. Según algunos estudios, se reveló que la torta de la serena apareció gracias a la caída que sufrieron los precios de la carne de oveja durante la Edad Media, por lo que todos los ganaderos tuvieron que empezar a buscar una manera diferente de sacar alguna producción de las ovejas merinas y empezaron a dedicarse a la elaboración de quesos, convirtiéndolo en su fuente principal de ingresos. Los habitantes de La Serena son reales expertos en explotar la leche de estos animales, pues es justo en ese lugar donde se crían.

La consejería de Agricultura y Comercio de la Junta de Extremadura denominó este manjar gastronómico de origen protegido en 1991, por lo que desde esa fecha se supervisa, sin falta, su elaboración –la cual debe ser exactamente igual día a día- para poder garantizar a todo el mundo que su calidad será siempre la misma.

Tradición culinaria Extremeña

Tradición culinaria Extremeña

Este queso es realizado únicamente con leche cruda de las ovejas merinas –que tienen una dieta estricta basada en los pastos aromáticos del lugar- y cuajo vegetal –una flor del cardo silvestre ‘yerbacuajo’-. Se mantiene la leche por unos 50 minutos a 25ºC. Seguidamente se va separando, el suero de la cuajada con un método netamente tradicional –usando una mesa inclinada y un expremijo- y se deja madurar por unas ocho semanas envueltos en las fibras que se obtienen de algunas plantas –esparto- mientras se va volteando cada uno o dos días; al finalizar se obtendrá una masa casi líquida de color marfil con una corteza dura y agrietada. Para todo este proceso pueden llegar a utilizarse unas 10 o 12 ovejas, debido a que la cantidad de leche que producen es muy poca.

No hay duda que este es uno de los mejores quesos que vamos a comer en toda nuestra vida, por lo que no podemos dejar de disfrutar cada bocado. Bien sea con un poco de vino y pan o cualquier otro embutido estamos totalmente seguros que este queso debe formar parte de tus recetas de cocina.

En Regalos Gourmet Online | Selección de Quesos

En Colaboración | MIDDOS