El chocolate es el delirio de muchos,

desde sus origines en la mitología azteca fue el producto conocido como el “alimento de los dioses” ya que su sabor es inigualable, y sin duda se encuentra entre unos de los comestibles más antiguos de todo el mundo, cuándo Hernán Cortez lo trajo a España, dijo que era un producto con propiedades únicas, con tan solo una taza de chocolate podría alimentar a un soldado durante un día entero, desde ese entonces comenzó la comercialización del chocolate a escala mundial.

Este gran producto se había ganado una muy mala fama tras ser considerado como perjudicial para nuestra salud , pero como todo alimento en exceso puede resultar contraproducente, sin embargo durante los últimos años tras intenso estudio se desmintió esto y a diario nos encontramos con estudios que demuestran sus diversos beneficios y cualidades para nuestra salud, de hecho cada día que pasa es más recomendada su ingesta diaria por médicos, dietista y nutricionistas, todos coinciden en se debe consumir al día entre una y dos onzas, en especial para las personas que practican algún deporte y tienen un elevado consumo energético, como es el caso de futbolistas, ciclistas, etc.

Como muchos alimentos, mientras más puro sea más se notarán sus virtudes, por tanto muchos expertos recomiendan el chocolate negro, dado que es la presentación que más cacao contiene, recomiendan evitar altas dosis de chocolate con leche, dado que no aporta de manera tan especifica todos los beneficios de éste.

Al chocolate se le atribuyen múltiples beneficios para la salud, ayudando a prevenir el cáncer, disminuye el riesgo de sufrir un accidente cerebro-vascular y proviniendo enfermedades del corazón. Es un poderoso antioxidante, aumenta el colesterol bueno y ayuda a vivir más tiempo, mejora la visión, reduce la presión arterial, reduce aparición de radicales libres, entre otras tantas propiedades positivas que se le conceden a este divino alimento.

Deseamos destacar, además de estos beneficios, el chocolate es capaz de elevar la sensación de bienestar, el chocolate ha logrado incluso mejorar considerablemente la actividad neuronal y hace que esta actividad se centre en las zonas del cerebro asociadas con el placer y la recompensa, de hecho se cree que posee incluso propiedades afrodisíacas. Este efecto de mejorar el estado de ánimo es el aliado perfecto cuando se trata de hacer un regalo, si ya al simple hecho de tener un detalle había alguien especial, lo acompañamos con esta sensación de bienestar, el resultado será increíble.

Son muchas las opciones para hacer ese posible regalo, pero los bombones suelen ser los más acertados, dado que traen una delicada y elegante presentación que nos brinda la oportunidad de tener una pequeña degustación de diversas combinaciones de chocolate y rellenos, lo cual definitivamente es un placer indiscutible para el paladar y para todo nuestro cuerpo.

Regala chocolate, estarás regalando bienestar para el organismo y una subida de ánimos ¿Te atreves a regalar chocolate a alguien?