Desde tiempo ancestrales el jamón ibérico español es reconocido en la escena mundial. Comenzando en el imperio romano este icono típico de la gastronomía mediterránea ha sido producto de exportación. Este hecho se mantiene hasta nuestros días, por lo que la economía nacional se ve favorecida gracias al gusto creciente que se manifiesta por el jamón.

Jamón curado reserva, de curación lenta y natural.

Jamón curado reserva, de curación lenta y natural.

Para el primer trimestre del año, las exportaciones de porcino ya han superado 22% más que en el mismo periodo del año anterior. En materia de paletas y jamón ibérico español el incremento se manifiesta en un 120%. Si hablamos de euros podemos señalar que en el año 2007 las ventas eran de 183 millones de euros; en el 2017 la grandiosa cifra de 362 millones de euros. Estas cifras demuestran la consolidación de este producto estrella español.

Referente al destino de estas exportaciones nos conseguimos con que es China el principal fanático de estos productos. Dentro de Europa; Francia, Portugal y el Reino Unido son los más demandantes de estos manjares ibéricos. Pero este gusto por el jamón ibérico español no es solo en el viejo continente. Tenemos que en América; Chile y México son los mejores compradores.

Citando a una de las empresas referentes del sector como lo es el Grupo Comapa tenemos. “El jamón es un producto de prestigio, pero es el rigor y la profesionalidad con la que se trabaja este producto en nuestro país lo que ha permitido posicionar al jamón español como uno de los más valorados del mercado”

La fascinación por el jamón ibérico español

Paleta Ibérica deshuesada y pulida (envasado al vacío).

Paleta Ibérica deshuesada y pulida (envasado al vacío).

A nivel mundial España es conocida por su gastronomía. La paella, el aceite de oliva, los embutidos, la paleta ibérica y por supuesto el jamón ibérico español quienes más fascinación producen. Pero en el caso especifico del jamón, la creciente aceptación de éste ha creado nuevos modelos de negocio. En muchos países existen franquicias donde los fanáticos logran degustar estos productos en pequeños locales.

No es casualidad que sea España uno de los destinos turísticos preferidos por su gastronomía. Esta fascinación por su comida ha trascendido fronteras gracias a que muchos chef y cocineros españoles han llevado esta cultura a diversas ciudades del mundo como China, Roma, Londres o Berlín.

Pero además de esto que resaltar que el gusto por el jamón ibérico español en el exterior se debe a la labor que realizan diversas entidades españolas. El ICEX ha impulsado un plan para promocionar el gusto del jamón ibérico en Estados Unidos. La OECE se encarga de organizar diversas jornadas y ferias que llevan la cultura ibérica en el exterior; promueven los productos que tanto gusto nos causan.

Todas estas acciones han hecho que los productos ibéricos sean conocidos en regiones tan remotas como Singapur o Corea del Sur. El jamón ibérico español se ha convertido en un objeto de deseo muy apreciado en el lejano oriente.