Extremadura y sus exquisitos productos,

Miel

Miel: Las peculiaridades de Extremadura dan espacios ideales para la producción de miel, en especial en las de denominación de Origen Miel Villuercas Ibores, ésta es obtenida a partir del néctar de las flores y las segregaciones de las plantas vivas, que son tomadas por las abejas para iniciar su proceso de transformación en miel, ésta proviene exclusivamente de las colmenas censadas por el Registro de Explotaciones de la Denominación de Origen, quedando totalmente prohibido su desplazamiento fuera del espacio establecido para su producción, estas cuidadosas consideraciones hacen de éste producto un producto de gran categoría. Se distinguen dos variedades, la miel del bosque y la miel multiflorar, cual sea la que elijas será un gran y dulce placer para el paladar.

 

Pimentón de la vera

 

Pimentón de la vera: Es un producto de gran inconfundibles se debe a las características del microclima presente en la Vera, es una tradición que se ha mantenido generación tras generación, las que avalan este producto de sabor, aroma y color tan especial. Su sabor ahumado es debido a la forma del secado, que se ejecuta al humo de encina aportando un nuevo elemento de sabor cautivante y muy apreciado por cocineros a escala mundial.

 

 

Criadillas de la tierra

Criadillas de tierra: Llamada también como trufa extremeña, se trata de unos hongos silvestres cuya recolección se suele ubicar entre el mes de febrero y mayo, es un producto selecto, dado que crece bajo tierra, a unos 20 o 30 cm y solo algunas llegan a salir a la superficie, por lo que su recolección es algo compleja y esto sumado a su intenso sabor, se convierte en un plato muy valorado en la cocina. Su tamaño ronda entre 2 y 8cm, y de tonalidades entre blanco y un rojizo cálido.

 

 

 

bombones de higo

 

Bombones de Higo: Otro de los manjares dulces de Extremadura, especialmente en la región de Almoharín se levanta un clima privilegiado que da paso al cultivo de una variedad única de higos denominada “Calabacita” sus rasgos que la hacen especial son su temprana madurez, su textura al paladar y su increíble dulzura… Si a este festín le sumamos una capa de chocolate obtenernos un producto que tras probarlo no podrás olvidar.

 

 

licor de bellota

 

Licor de Bellota: No solo la bellota es para alimentar al cerdo ibérico, también es el ingrediente principal de esta variedad de licor que conserva las costumbres de cuando las abuelas, es la punta de lanza de la localidad de Tierra de Barros, existen diversas firmas que ofrecen este licor y todas se caracterizan por conservar las tradiciones ancestrales para su preparación.

 

Patatera: Este embutido extremeño es de larga tradición, desde el siglo XIX de llevan celebrando fiestas en su honor. Este embutido consiste en la mezcla de magro de cerdo ibérico, grasa de cerdo y paratas cocidas, su apariencia es similar a la del chorizo dado que se aliña con pimentón, su textura permite que pueda ser consumido en rodajas o untado sobre el pan, puede encontrarse en su presentación dulce o picante.

Turrón de Castuera: Al Hablar del turrón en España es sinónimo de navidad y tradición, por excelencia solemos asociarlo a las zonas de Jijona – Alicante, pero El turrón de la localidad de Castuera(Extremadura) – Badajoz conserva la tradición de elaboración de este producto que se remonta a la época musulmana y se piensa que proviene de la cultura árabe, este turrón de Castuera ha logrado internacionalizarse pasando desde los confines de Rusia hasta el otro lado del océano en distintos países americanos, como señala el consejo de Jijón “Al turrón no lo afecta la crisis” así que este dulce se hace protagonista en la mesa navideña mediterránea.