Jamón ibérico de calidad. Una verdadera delicia.

Jamón ibérico de calidad. Una verdadera delicia.

Una de las inquietudes que se producen a la hora de comprar o consumir jamón ibérico de calidad es; si éste realmente es 100% de bellota, es por ello a continuación se presentan algunas características que permitirán comprobar si el producto es el esperado.

Es común que a los usuarios o clientes se les haga dificultoso leer las etiquetas. En el caso del jamón ibérico, el leer bien la etiqueta es fundamental, si se quiere la máxima calidad. Ésta debe decir así: “Jamón ibérico bellota” acompañado por el porcentaje de pureza del ejemplar. Otra herramienta que ayuda a diferenciar es que el jamón que es 100% puro; es que debe llevar obligatoriamente un precinto negro. Mientras que el ibérico con un 75% de pureza de la raza, el precinto será rojo.

Jamón ibérico de calidad  emplatado

A primera instancia es importante que, se visualice la grasa entrevelada. La misma tiene que ser untuosa, tiene que deshacerse, debido a que es un jamón muy aceitoso. Aunque puede darse el caso de que un cebo de campo bien alimentado te lo den por bellota. El cebo de campo y el cebo en periodo de estabulación, son el mismo cerdo pero con una alimentación diferente. El primero se alimenta solamente con pienso, y tiene poco espacio para la movilidad; mientras que el segundo está libre y por ende la alimentación es diferente. Debido a que no solo come bellotas, también consume hierbas y lo que quede en la dehesa como caracoles y algunos insectos. Posteriormente, en la noche los granjeros lo alimentan con granos como, avena, cebada, trigo entre otros.

 Aspecto visual de un, ibérico bellota

La carne del  jamón ibérico de calidad es de color rojo y de grasa blanca. La textura de la misma perímete que al tomarlo con las manos la pieza desprenda grasa.

Jamón ibérico de calidad. Un producto estrella.

Jamón ibérico de calidad. Un producto estrella.

Además tienen una forma bastante estilizada debido al ejercicio que el cerdo realiza durante la montanera; con una pezuña estrecha y larga, suelen ser piezas muy grandes, y sus pezuñas de color negro. Sin embargo a la hora de escoger una pieza ibérica esto no es un determinante; debido a que hay una variedad de razas que tienen este color.

Por otra parte, estas piezas tienen más características útiles para identificarlos. El aroma del jamón  ibérico de calidad es alusivo a la carne fresca, a diferencia al cerdo que está alimentado con pienso; que si huele a carne de cerdo vulgar y silvestre.

 Diferencias entre un cerdo de raza ibérica de otra como la Duroc

Jamón ibérico de calidad. No dejes de probarlo.

Jamón ibérico de calidad. No dejes de probarlo.

Con relación a estos ejemplares, si  el cerdo servido no es ibérico, es entonces  Duroc. La diferencia entre uno y otra es la facilidad que tiene el ibérico para crear la filtración de grasa. Sin embargo los Duroc aportan más cantidad de carne que el ibérico. Esto juega un papel fundamental en el papel de las razas y los cruces; debido a que un cerdo ibérico cruzado con uno duroc, da un cerdo 50% de uno y 50% del otro. Si se toma un 100% ibérico con un 50% duroc pues se obtiene un animal 75% ibérico y así sucesivamente hasta obtener un ibérico puro.

Más en grupo extredist | Los productos gourmet que conforman un buen aperitivo