Los embutidos son elaborados a partir de la carne picada. La que se utiliza con más frecuencia es la de cerdo. Luego de que la carne es picada pasa a embutirse, generalmente se hace en la tripa del animal. Otra técnica para embutir es colocando la carne en envolturas artificiales que son hechas a partir de celulosas o colágeno.

Magros seleccionados que provienen de cerdos ibéricos. Su picado se realiza a mano para conseguir un producto excelente.

Magros seleccionados que provienen de cerdos ibéricos. Su picado se realiza a mano para conseguir un producto excelente.

A estos embutidos se les coloca sal o especias para su conservación. Estos conservantes contienen propiedades antibióticas. Estos a su vez, contribuyen al mejoramiento del sabor y de su textura.

La carne es uno de los alimentos con alto contenido de proteínas, minerales, grasas y vitaminas. Por tal razón es muy importante en el funcionamiento del organismo. De hecho, uno de los pasos de la evolución que nos hizo ser la especie reinante fue la de pasar de ser herbívoros a carnívoros. La salazón, embutido o curado son algunas de las técnicas de conservación que ha tenido que utilizar el hombre.

Los embutidos sirven para maximizar las propiedades nutricionales y las gustativas de la carne. Suelen ser muy ricos ya que por su mayor cantidad de grasa se aumenta su sabor. Además de esto tienen la particular ventaja que sirven para conservar la carne durante un tiempo prolongado. Estos productos tienen un alto contenido de sal y de grasa.

Los embutidos: valores nutricionales

Por ser un producto que proviene de la carne tiene propiedades como: energías, vitaminas del grupo B, zinc y hierro. Existen algunos embutidos que son elaborados a partir de la sangre animal o hígado. En estos, se consigue mayor cantidad de hierro, zinc, vitaminas liposolubles, A, B y proteínas.

Jamón Ibérico loncheado cortado a cuchillo.

Jamón Ibérico loncheado cortado a cuchillo.

Hay una diferencia en los embutidos que son elaborados a partir de la carne que proviene de animales criados en libertad. Pues, estos animales han sido criados con pasto o alimentos muy saludables. Si es así es posible que el embutido contenga ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y 6.

En España podemos conseguir embutidos muy buenos como el Chorizo Cular Ibérico de Bellota o el Lomo Ibérico de Bellota. También podemos encontrar otros como Jamón Ibérico cortado a cuchillo, Morcón Ibérico y un buen Jamón Curado Reserva.

En fin, aunque existen muchas excentricidades sobre los embutidos, ya que son considerados malos para la alimentación.  Esto puede ser una creencia urbana que existe alrededor de este tipo de alimento. Lo que si es cierto es que su consumo debe ser moderado como el de cualquier otro producto.