Salsas, realza el sabor de tu comida

Salsas, realza el sabor de tu comida

En el mundo gastronómico la palabra “salsa” es denominada como una mezcla de ingredientes fríos y calientes. De hecho, el objetivo de esta mezcla es acompañar a un plato. Además, según su consistencia, pueden cubrir desde un puré hasta un caldo. Según expertos definen a las salsas como un aderezo para los alimentos.

Las primeras salsas fueron realizadas en la época de los romanos que la realizaban a base de órganos de pescado. En la edad media las salas tenían un sabor picante y agridulce. Al pasar del tiempo, en el siglo XVII los sabores de las salsas eran más refinados, más aromáticos y elaborados. Entre los años 1784 y 1833 el investigador Marie- Antoine Carême  clasificó las salsas en cuatro familias. Estas familias son: velouté, béchamel, espagnole y allemande. Él demostró que a partir de estas salsas bases se puede realizar otras salsas.

Cinco salsas que te ayudarán a tener un plato exquisito

A continuación, explicaremos  como elaborar cinco salsas básicas con las que se pueden acompañar muchos platos. Estas son:

  • Salsa holandesa: se realiza a través de la disolución de mantequilla liquida y yema de huevo. La mayoría de las veces se sazona con pimienta blanca, sal y jugo de limón. Su apariencia es de color amarillo claro y opaco, cremoso y suave. Tiene un sabor mantecoso y muy rico, se puede usar con verduras, mariscos y huevo.
  • Salsa Velouté: está formada por un caldo que se denomina fondo claro. Este caldo es a base de carne de ternera, aves y hasta de pescado. Todo esto se mezcla con un roux. Los veloutes tienen la peculiaridad de formar parte de su propia salsa madre. Una salsa velouté de pollo enriquecida con una crema  pasa a ser una rica salsa suprema. Para una salsa allemande se necesita un velouté de ternera espesa con una unión de yemas de huevo y crema.
  • Béchamel: está salsa está considerada como una de las más fáciles en cuanto a elaboración se refiere. Si cuentas solo con harina, leche y mantequilla puedes hacer una béchamel muy básica. Si tienes el punto de las cantidades que utilizaras pues, no hay más nada que buscar. Se puede utilizar como acompañante de las pastas y como base para algunas salsas blanca. La Béchamel es el principal acompañante de uno de los platos más ricos de la gastronomía que son las croquetas.
  • Salsa de tomate: esta salsa aunque parece muy simple, nos puede ayudar a salvar muchos platos. Su uso más común es en las pastas pero también se puede usar en las carnes y verduras. Las cualidades del tomate hacen que las salsas sean ricas y atractivas.
  • Salsa española: es una salsa más compleja, le dicen también salsa de café. Primeramente, la base de esta salsa es un roux oscuro que se le añade vino y un fondo oscuro. Esta salsa es la indicada para producir una rica y deliciosa salsa llamada demi-glace.

Las salsas son clave en todas las cocinas del mundo

Salsas, integran los elementos de un platillo.

Salsas, integran los elementos de un platillo.

Además, Con ellas se consigue ese toque integrador de diferentes comidas que se fusionan en un plato.

Más en Grupo Extredist | Los productos gourmet, lo más perfecto de la gastronomía