Un viaje al pasado del licor

Un viaje al pasado del licor

El licor es una bebida deliciosa que normalmente consumimos en fiestas y reuniones sociales; hasta tenemos la costumbre de regalarlas en algunas veladas para no llegar con las manos vacías, pero ¿qué tanto sabemos sobre ellos?

Desde tiempos remotos de la historia se tienen conocimientos de los licores, desde el antiguo Egipto quedan escritos donde se habla de técnicas para capturar la esencia de las flores y plantas, o en otras palabras, un proceso de destilación, en la antigua china quedan registros de que destilaban licor a partir del arroz, y en civilizaciones como la griega y romana se hayan pruebas arqueológicas de tales prácticas.

Un viaje al pasado del licor - Primeras evidencias del destilado

Un viaje al pasado del licor – Primeras evidencias del destilado

Pero no fue hasta los antiguos árabes en la Edad Media, que fue creado el primer destilador eficaz alembic –alambique- y lograron introducir a Europa occidental la destilación, pero la mayoría de los historiadores coinciden en que Hipócrates fue quien descubrió el licor, pues en sus escritos habla sobre el proceso de destilación y fermentación de algunas hierbas que realizaban algunos ancianos.

Este elixir no solo era utilizado para beberlo y pasar un buen rato con amigos y familiares, sino que los físicos y alquimistas de siglos anteriores lo preparaban como remedios medicinales, pociones amorosas, afrodisíacos y cura problemas. La verdad es que no lograban detectar su alto nivel de alcohol, por lo que se les permitía utilizarlos para objetivos muy poco comunes. Quizás nunca alcanzaron el efecto esperado en sus pacientes, ¡pero vaya que lograron alegrarlos!

El primer nombre con una importancia real en la historia de nuestros preciados licores fue Arnau de Vilanova, teólogo y medico catalán, que en el siglo XIII publicó un libro con los secretos de la destilación del vino. Para este estudioso el vino representaba una fuente de poderes curativos y benéficos a la salud, por tanto su nombre inicial fue Aque Vitae (de aquí el término francés Eau de Vie). Tiempo después de su muerte su discípulo siguió con las investigaciones y lo denominó Aqua Ardens, agua que arde.

Al principio solo solían utilizar flores y frutas con el simple objetivo de obtener de ellas su olor, y quizás un poco de su sabor, para poder darle un poco de gusto al horrendo sabor del remedio.

Para el siglo XIX ya todo este proceso había evolucionado. Edoard Adam logró inventar un sistema para rectificar alcoholes y poder eliminar –no por completo- los malos olores y sabores de las medicinas. Gracias a él la destilación de licores era ya una industria ampliamente extendida en Cataluña para este siglo. Poblaciones como Sitges, Vilafranca, Valls y Reus fueron la sede de los pioneros exportadores.

Un viaje al pasado del licor - Antiguas destilerías

Un viaje al pasado del licor – Antiguas destilerías

Actualmente existen tres tipos de licores: aquellos que son de una sola hierba, en la que predomina su sabor por completo; los que son de una sola fruta, logran adquirir cierto sabor frutal y aquellos que tienen un mezcla de los dos anteriores.

Son muchos los licores que existen en la actualidad y debemos estar realmente agradecidos con quienes lograron descubrirlos y nos dejaron esta enorme cantidad de elixires que podremos continuar disfrutando a lo largo de toda nuestra vida.

En Grupo Extredist | Selección de licores

En Colaboración | MIDDOS